MUJERES QUE INSPIRAN – Valerie Jarrett

MUJERES QUE INSPIRAN – Valerie Jarrett

Valerie Jarrett
«Fue un privilegio trabajar con los Obama»

Valerie Jarrett, asesora de Obama en la Casa Blanca, habló con Inspiring Girls y 20minutos en Nueva York, durante el Ellevate Network.

Hace unos meses publicó Buscando mi voz: mi viaje al Ala Oeste. ¿Cuándo escuchó Valerie Jarrett su voz?

No fue hasta que me sentí desgraciada, tanto en mi vida personal como en la profesional, cuando decidí escuchar a la voz más importante, la interior: «Estás mal. ¿Qué vas a hacer?». Entonces dejé el despacho de abogados en el que trabajaba y fiché por el ayuntamiento de Chicago. Sentí una gran alegría con la decisión… aunque muchos pensaron que daba un paso atrás.
Por eso animo a la gente a que escuche su voz, no a que no tengan miedo (yo lo tengo cada día) pero sí a superarlo y correr riesgos. Fuera de la zona de confort comienzan las aventuras. Tuve la suerte de tener una familia dispuesta a mudarse al otro lado del mundo, hasta Irán, para que mi padre tuviese una oportunidad como médico.

Ha sido una de las personas clave en la Casa Blanca, con una larga trayectoria profesional…¿Ha sentido el ‘síndrome del impostor’?

Estudié para ser abogada, así que no tenía experiencia en planificación urbana, negocios o administración… Pero escuché a la gente que sabía más que yo, la elegí complementaria con mi bagaje, y aprendí todo con su ayuda.

¿Cuál fue el peor día de su paso por la Casa Blanca?

La masacre de la Escuela Primaria de Sandy Hook [en diciembre de 2012], en la que murieron 20 niños y 6 adultos. El asesino tenía 20 años. ¿Cómo alguien tan joven puede hacer algo así? Acompañé al presidente Obama a los funerales y fue la primera vez que vi a un agente del servicio secreto llorando.

¿Y cuál fue el mejor?

Uno de ellos, cuando la Corte Suprema legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo
en todos los estados del país, en un fallo histórico. Esa noche, estábamos en el jardín norte de la Casa Blanca viendo cómo se ponía el sol y cómo se iluminaba el edificio con los colores del arco iris. ¡Oh, Dios mío!
Y el segundo, el de la aprobación de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible [conocida también como Obamacare]. Le pregunté al presidente cómo se sentía en relación con la noche electoral. Estábamos en el balcón Truman de madrugada y me dijo que no había comparación. Entonces entendí que la victoria electoral era para aprovechar lo que puedes hacer cuando llegas a esa posición. Fue un momento muy especial… Me sentí privilegiada de trabajar en la Casa Blanca con los Obama.

Ya imaginamos su respuestas, pero… ¿Cuál ha sido la persona a la que ha contratado de la que se siente más orgullosa ahora?

Déjame que piense… Michelle Robinson [risas]. Nunca olvidaré el verano de 1991, cuando entró en mi oficina, alta, elegante. Tenía 27 años, pelo hacia atrás y casi nada de maquillaje. Me contó su historia, la que todos conocemos ahora. Me enamoré de ella y le ofrecí un trabajo en el acto. Después Michelle me llamó y me dijo que a su prometido no le parecía buena idea que trabajara en el ayuntamiento de Chicago. Y yo pensé:«¿Quién es tu prometido y qué nos importa?». Me dijo que se llamaba Barack Obama y que le gustaría que cenáramos para hablar de ello. Y, por  fortuna, dije sí.

¿Cómo ve a los jóvenes?

Me preocupa que haya tanta gente joven que no participa en política. No votan, no se informan sobre los candidatos, piensan que el gobierno no afecta a su vida cuando sí tiene un impacto enorme incluso en su día a día. La política local es un buen inicio para aprender, porque puedes mirar a los ojos a las personas y tocar sus corazones. En mis viajes me he encontrado con muchos jóvenes muy comprometidos. Y estas son las personas que quiero que voten, ciudadanos informados.

El lema de Inspiring Girls es Niñas sin límites. ¿Qué mensaje le da a las jóvenes?
Cuando yo era pequeña pensaba que me convertiría en una superwoman y que podría ser una gran abogada, una madre y mujer maravillosa. Y me di cuenta de que, con estas expectativas tan poco realistas, lo único que conseguía era decepcionarme a mí misma y a los de mi alrededor. En la vida hay que elegir por una misma, no por lo que esperan los demás de ti. Hay que tomar decisiones y, después, ser capaces de afrontar las consecuencias. Si eliges tener cuatro niños y no trabajar, no tengas envidia de otros que viajan por el mundo. La vida tiene varias etapas y debes encontrar un equilibrio: nunca lo tendrás todo a la vez.

¿Qué le motiva?

El miedo a perder una oportunidad. Y reírme. No digo que es lo más sano del mundo, pero es una muy buena motivación. Pero también reírme de mí misma, tener gente que me quiere y me apoya a mi lado, y eliminar las amistades tóxicas. Tener bases fuertes y cuidarme a mí misma. Esto ayuda a vivir la vida como un maratón, como debería ser, y no como un sprint final, como algunos intentan.

¿Con qué sueña Valerie Jarrett?
Vivo mi sueño. Me despierto cada día y hago lo que quiero hacer. Por primera vez en mi vida, es estupendo trabajar
para mí misma. Un consejo. Sé tú misma. Sé humilde y escucha. El mundo se mueve por las relaciones con la gente. Por eso hay que comportarse con los demás como te gustaría que te tratasen a ti. La confianza hay que ganársela, eso lleva su tiempo. Hay que ser firme, cercana y decir la verdad. Sé honesta contigo misma. 

 

Aquí puedes ver la entrevista completa al igual que en nuestro canal de You Tube, no te la puedes perder!

No Comments

Post A Comment